8 victorias consecutivas de Vettel, gana el GP de Estados Unidos

0

*Vencer en Estados Unidos le otorga a Vettel el récord de triunfos consecutivos en una temporada.

Tim Sturtridge|RED BULL

Austin, Texas.- Una nueva demostración de autoridad de Sebastian Vettel le granjeó su primera victoria en el Gran Premio de Estados Unidos. Un pilotaje impecable le aupó a lo más alto del podio en tierras americanas, por primera vez en su carrera deportiva desde que debutase en la F1 en Indianápolis 2007.

Vettel salía de la pole y no cedió el liderato en ningún momento. A pesar de la pronta entrada en pista del coche de seguridad, supo abrir hueco y gestionar la ventaja para lograr su octava victoria consecutiva en esta misma temporada: un nuevo récord en la Fórmula 1.

Si consiguiese vencer también en el último gran premio del año, que se disputará el próximo fin de semana en el circuito brasileño de Interlagos, igualaría el récord de Alberto Ascari. Hace 60 años, el italiano logró sumar nueve triunfos seguidos.

 

La salida

Vettel salió disparado, pero Mark Webber no lo tuvo tan fácil, viéndose superado por Romain Grosjean y por el ganador del año pasado, Lewis Hamilton. Apiadémonos de Heikki Kovalainen, que caía de la octava a la duodécima posición.

 

Sutil, fuera de carrera

Todavía en la primera vuelta, Adrian Sutil salió perjudicado de la batalla en que se enzarzó con Pastor Maldonado, teniendo que abandonar el gran premio. Este incidente ocasionó que el coche de seguridad entrase en pista por primera vez en el Circuito de las Américas.
Al relanzar la carrera, Vettel consiguió sacarle un segundo de ventaja a Grosjean y desapareció de su horizonte, marcando una serie de vueltas rápidas consecutivas que lo distanciarían en cabeza. Diez vueltas más tarde, su ingeniero “Rocky” Rocquelin le comunica que ya se puede tranquilizar y gestionar el ritmo con más calma. 56 vueltas tardes, el pobre Rocky seguía tratando de convencerle para darle un respiro al coche, pero Vettel no levantaba el pie del acelerador.

 

El mejor adelantamiento

Hubo muchos para elegir, de todos los colores, pero los australianos fueron los más destacados en este apartado, con espectaculares maniobras como la de Daniel Ricciardo para dejar atrás a Paul Di Resta en los compases finales de la prueba. Eso sí, el más llamativo de todos los adelantamientos lo presenciamos en la vuelta 13, cuando Mark Webber supo sacarle el máximo partido a su DRS para acortar distancias con Lewis Hamilton y meterle el coche hasta superarlo apurando la frenada en la curva 12. Una maniobra que dejaría atrás al campeón de 2008.

 

Alonso, también protagonista en Texas

Daniel Ricciardo hizo un magnífico papel peleando con uñas y dientes contra Nico Rosberg por la décima plaza, mientras Felipe Massa y Maldonado, futuros compañeros en Williams, luchaban por la decimoquinta. Pero no hay que olvidar el triángulo de pasiones que nos brindaron Fernando Alonso y los mexicanos Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez: nuestro duelo favorito de la carrera. Gracias a los puntos cosechados, Alonso se asegura matemáticamente el subcampeonato de pilotos de 2013.

¡Y todavía hay más!

Anuncios