25 años sin la voz de Freddie Mercury

0

COLIMANOTICIAS

México.- El rock, Freddie Mercury lo interpretó como nadie lo había hecho antes, ni siquiera el mismísimo Rey Elvis Presley, con un innovador, versátil y potente rango vocal que llevó a su grupo, Queen, a niveles nunca antes escuchados en el género musical, con soberbias armonías vocales que, con el peculiar sonido de la guitarra de Brian May, llevaron a la banda a encumbrarse como la Reina de las agrupaciones más vanguardistas del Reino Unido.

Hoy, hace 25 años, el barítono que cantaba como tenor de inquietas cuerdas vocales pasó ipso facto de lo terranal al olimpo de las leyendas celestiales del rock, a los 45 años de edad, por una bronconeumonía complicada, al ser portador del entonces desconocido virus del VIH.

“No seré una estrella de rock. Seré una leyenda”.

Paradójicamente tan solo un día antes, el 23 de noviembre de 1991, el músico estando casi ciego, esquelético, postrado en la cama y prácticamente sin poder hablar, desde su residencia de Kensington, Londres, difundió un comunicado donde reveló al mundo que era un condenado a muerte por tener sida.

“Siguiendo la enorme conjetura de la prensa de las últimas dos semanas, es mi deseo confirmar que padezco sida. Sentí que era correcto mantener esta información en privado hasta el día de la fecha para proteger la privacidad de los que me rodean. Sin embargo, ha llegado la hora de que mis amigos y seguidores conozcan la verdad y espero que todos se unan a mí y a mis médicos para combatir esta terrible enfermedad. Mi privacidad ha sido siempre muy importante para mí y soy famoso porque prácticamente no doy entrevistas. Esta política continuará”, señaló el boletín emitido por su mánager Jim Beach.

LA ÓPERA PERDIÓ UN CANTANTE; EL ROCK GANÓ UN MITO

Farrokh Bulsara, su nombre real, nació el 5 de septiembre de 1946, en Stone Town, Zanzíbar, Tanzania y falleció el 24 de noviembre de 1991 en Londres, Inglaterra. Vivió sus primeros años en India, donde cursó sus estudios y destacó como campeón de ping pong y hockey. Estudió piano hasta el cuarto grado, y en 1959 se mudó junto con su familia a Reino Unido.

Durante su adolescencia cursó estudios en el Ealing School Of Art como ilustrador y diseñador gráfico. Fue un apasionado de la música en esa época. Se convirtió en un ardiente seguidor de Jimi Hendrix, y decoró su habitación de Kensington con dibujos e ilustraciones hechos por él.

Mercury consolidó una buena amistad con el bajista Tim Stafell, compañero de la escuela. Junto con Brian May, en la guitarra, y Roger Taylor, en la batería, formaron un grupo llamado Smile. También conoció a Chris Smith, con quien escribió varias canciones.

“Me visto para matar, pero con buen gusto”.

Una vez titulado como diseñador gráfico, comenzó a trabajar para periódicos locales en Kensignton. En el verano de 1969 conoció a un grupo de Liverpool llamado Ibex, al que se unió y viajaron a Bolton, Lancashire, para dar un concierto en agosto de 1969, que fue la primera actuación de Mercury.

El grupo se cambió el nombre por el de Wreckage; sin embargo, se desintegró a finales de los 60. Freddie buscó otra banda y encontró en un anuncio por palabras a los Sour Milk Sea. Estos quedaron encantados con su voz, y decidieron contratarlo, pues vieron en él un gran carisma y talento.

DIOS SALVE A LA REINA

Se hizo amigo del guitarrista del grupo Chris Chesney, pero poco tiempo después se deshizo. Mientras tanto, Tim Stafell, vocalista de sus ex compañeros en Smile, abandonaba la formación. Estos llamaron a Mercury para que lo sustituyera y él accedió, por lo que cambió el nombre del grupo por el de Queen.

Fue así que en 1970, Freddie, John Deacon, Brian May y Roger Taylor conforman la exitosa banda Queen, liderada por Mercury, quien fue el autor de la primera canción en los charts británicos, Seven Seas Of Rhye, el primer gran éxito Killer Queen y de la más famosa canción del grupo Bohemian Rhapsody.

Este cuarteto británico, que se convirtió en un paradigma del rock progresivo, ha dejado una marca indeleble en la historia de la música, fue una fuente inagotable de grandes éxitos.

“Soy una prostituta musical”.

En 1973 comenzó a concentrarse más en su carrera, con la realización de Queen, su álbum debut que lo llevó a su primera gira. A pesar de que no tuvo un buen recibimiento por parte del público, realizó al año siguiente Queen II (1974), el cual tuvo un éxito inesperado.

Queen lanzó su tercer disco, Sheer Heart Attack (1974), y en 1975 obtuvo realmente el éxito con su álbum A Night At The Opera, del que se desprende el tema Bohemian Rhapsody, el cual se convirtió en la marca distintiva del grupo, al mezclar con maestría en un sólo tema, música clásica, metal y pop.

Fuente: Excélsior

Comentarios

Comentarios